Centro Cultural del Bajo Belgrano "Eusebio Gorostidi"


Excursionismo

 

El Club Excursionistas se fundó en la esquina de las calles Coronel Díaz y Soler de la Ciudad de Buenos Aires, donde unos amigos se reunían como punto de encuentro para realizar excursiones al Delta del Río Paraná y a la Isla Maciel llevando a cabo varias pruebas atléticas. El excursionismo estuvo intrínseco en el nacimiento del Club, y de allí tomó su nombre.

 

Reivindicando y recreando sus orígenes, el Club Excursionistas vuelve la vista sobre su pasado, abordando la actividad del excursionismo. 


El Excursionista

A todos les agrada ver un paisaje natural hermoso, a algunas personas, -sobre todo durante la juventud-, se les despierta un impulso que va más allá de contemplar la naturaleza y deciden aventurarse a ella.

Eso es el excursionismo. Eso es ser un excursionista.


Organización. Qué llevar

 
  • Cuerda, es recomendable contar con una cuerda para situaciones imprevistas, rescate, seguridad en alguna situación, improvisación de refugio, reparaciones, etc.
  • Cámara fotográfica, para captar, compartir y recordar las vivencias.
  • Una navaja, puede llegar a ser una herramienta útil siempre y cuando se la utilice de manera inteligente y con la responsabilidad de quien la usa.
  • Lámpara y pilas
  • Botiquin de primeros auxilios con antisépticos, analgésicos, vendas, alcohol, etc
  • Gorra: siempre debes llevar gorra para protegerte del sol
  • Anfora: debes llevar un recipiente donde puedas cargar 1 lt de agua potable aprox, debe incluir taza (cantimplora)
  • Manga de hule: debes llevar un impermeable, la manga de hule además de ser lo más práctico para el campismo, es también parte importante del equipo de supervivencia.
  • Cuchillo: Este puede resultar una herramienta util en manos entrenadas, de lo contrario, sòlo estorba y puede acarrearte dolores de cabeza.
  • Fòsforos a prueba de agua y en recipiente hermetico
  • Estuche de supervivencia no mas grande que que una caja de galletas (25x20x10 cm) el contenido puede variar segùn el lugar a donde te dirijas.
  • Cordeleta o linea de paracidas, en tramos de 10 mts, uno por excursionista, es de material ligero, resitente y se puede usar en diversas técnicas de campismo y supervivencia, desde armar las tiendas, vivac, hacer una camilla , un encamillado de emergencia, soporta el peso de una persona pequeña, etc.

 


Calzado y ropa

 

El calzado es la herramienta principal del excursionista . El calzado debe ser suficientemente resistente para conseguir apoyo en pedreras cubiertas de guijarros o grades bloques de piedra al mismo tiempo que envuelve y sostiene el tobillo. El calzado universal para excursionismo son las botas de media montaña, se recomienda calzado ligero, de pocas costuras ya que toda costura deja pasar el agua, el lado áspero de la piel debe estar en la parte exterior, la lengüeta no debe ser demasiado angosta y si es posible cosida por ambos lados, la suela debe ser de perfil macizo y adherente Al comprar calzado hay que tener en cuenta:

  • Comprar su calzado durante la tarde, cuando los pies se encuentran un poco más hinchados que por la mañana.
  • La posibilidad de usar varios pares de calcetines, plantillas y vendas, para adaptar según las circunstancias.
  • En la parte delantera del zapato debe quedar suficiente espacio para que los dedos de los pies se puedan mover, aproximadamente una talla.
  • En el talón y el empeine deben quedar ajustados.
  • Para amoldar los zapatos es recomendable ponérselos durante varias horas en casa o en la oficina. Incluso el calzado de calidad tiene que “amoldarse al pie”
  • Antes de emprender la primer excursión, como precaución se puede poner cinta en el talón y dedos para reducir la sensibilidad de la piel.
  • Las plantillas delgadas de espuma o piel aumentan la comodidad al andar, siempre que no resbalen dentro del zapato.

Es conveniente aplicar un poco de cera para calzado (grasa de castor) para ablandar e impermeabilizar. Si el calzado está gastado es conveniente aplicar dos veces la cera. Si el calzado está empapado hay que dejarlo secar lentamente, rellenándolo con periódico. En excursiones de varios dias, si pernoctamos en tienda de campaña, el calzado mojado se coloca en el interior, de forma que no moje el resto de materiales. Si decidimos dejarlo fuera, es preferible asegurarse de que no esté al alcance de la fauna de la zona. En casos excepcionales, debido a las bajas temperaturas, las botas se pueden meter en el saco de dormir, con ello evitaremos helarnos los pies al calzarnos y la rigidez de los cordones. Al termino de la excursión se limpian con agua y cepillo por la parte exterior, el secado debe ser en lugar ventilado y que no le peque directo el sol.

La ropa debe ser cómoda y ligera adecuada al tipo de excursión y clima.

Para evitar exceso de equipaje nos guiamos por criterios que tienen menos en cuenta la moda y se concentra mas en su función climática, el peso y la funcionalidad

La protección que debe brindar una prenda está construida literalmente sobre el aire. Lo que calienta no es en sí la prenda sino el aire encerrado en los tejidos que almacena el calor desprendido de nuestro cuerpo. Además una cierta circulación de aire debe garantizar la circulación de la piel y la evaporación del sudor.

De esta manera lo recomendable para lugares fríos es aplicar el principio de “varias capas” que constituye la solución ideal.

Las capas deben ser delgadas no muy ajustadas una de otra que puedan modificarse con facilidad y permitan la libertad de movimiento. Como primer capa y en contacto con la piel llevaremos alguna prenda cómoda, como el polipropileno (tejido sintético) que evita la absorción de la humedad. La segunda capa lo mas practico es un forro polar (tejido sintético) por su menor peso y volumen y mayor resistencia que una prenda de lana y la última capa servirá de aislante contra el viento y la lluvia, por lo tanto debe de ser impermeable y a la vez nos debe permitir transpirar (de lo contrario nos liberaremos de la lluvia pero nos bañaremos en nuestro propio sudor). Podemos encontrar prendas fabricadas en goretex que son ligeras y tienen las características antes indicadas.

Para zonas cálidas el algodón es la opción mas acertada ya que el aire al atravesar la prenda húmeda nos enfriará. La protección es importante: camiseta de algodón de manga larga, proteger la cabeza, protectores solares.


El Campamento

 

Pasar la noche en el interior de una tienda de campaña. Es lo más conocido además de ser más seguro que el vivac.

Hay que tener en cuenta que sólo se puede acampar en zona destinada a tal efecto y posiblemente primero haya que pedir permiso a las autoridades. De la misma forma no se puede hacer fuego a no ser que se diga lo contrario. En campings es posible tener que pagar una tasa, pero hay servicio de recogida de basura, agua y luz como mínimo.

Se puede acampar debido a razones de emergencia pero siempre manteniendo unos criterios de seguridad.

EQUIPO:

Dentro del equipo indispensable para el campamento tenemos:

  1. Tienda de campaña
  2. Saco de dormir
  3. Esterilla aislante (aisla de temperatura, humedad y rugosidades del suelo)
  4. Camping-gas (Pequeña botella de gas a la que se acoplan distintos cabezales que aportan luz, calor o cocina). Debe usarse con precaución.
  5. Linterna y baterías de recambio. Se recomienda linterna de LED's por su bajo consumo.
  6. Zapines, (es recomendable llevar papel periódico, para ponerlo dentro de las botas ya que absorbe mucho la humedad).

TIENDA:

Hay varios tipos de tiendas de campaña: Principalmente de dos aguas (canadiense) y de iglú. En general no hay un tipo de tienda mejor que otro. Dependiendo del uso que se le vaya a dar, se buscan unas prestaciones:

  • Si nos interesa que pese poco (para trekking, ciclismo).
  • Que soporte mejor la lluvia, el calor, el viento o el frío. Ésto es lo que se clasifica como estaciones, la tienda puede ser de una, dos, tres o cuatro estaciones.
  • La facilidad de montaje (y tiempo empleado).
  • La capacidad de la tienda, pues las hay desde unipersonales hasta de grandes grupos.

COLOCANDO LA TIENDA:

  1. Buscar un lugar seguro en donde poner la tienda, protegido de inundaciones y de las caídas de aludes y piedras de acantilados y si es posible del viento. Si no, orientar la tienda lo más aerodinámicamente posible.
Por ejemplo en una planicie lo suficientemente alejada de cualquier pared rocosa para evitar desprendimientos.
  1. Ya escogido el lugar seguro se procede a limpiarlo de piedras y tierra hasta dejarlo parejo y plano, si es en nieve, la atizamos muy bien para emparejarlo. Pero siempre tratando de alterar lo mínimo el paisaje y la naturaleza. Recuerda que vamos para disfrutar de ellos, no para destruirlos.
  2. Una vez montada la tienda debemos asegurarla a sus anclajes, o a los más adecuados al terreno como tornillos de hielos u otros. Reemplazar las piquetas de la tienda de campaña es recomendable si no cumplen su función, ya sea por deterioro, por ser de plástico o de mala calidad se pueden comprar puntas grandes (clavos) de unos 15 cm de longitud. Su función es impedir que se vaya la tienda por causa del viento. Las piquetas —sean de la tienda de campaña o no— se clavan en el suelo de forma que queden perpendiculares a los anclajes.
  3. La organización del interior de la tienda debe ser como sigue:
  • Nada debe dejarse fuera de la tienda. La mochila puede quedar fuera si es impermeable, y aún así debe estar resguardada.
  • El equipo se colocará al fondo de la tienda. En el ábside.
  • La cabeza hacia la puerta para salir con mayor rapidez en caso de emergencia.
  • La persona que tenga el saco de dormir de menor calidad ira al centro de los demás.
  • Nunca usar la botella de gas dentro de la tienda. Tampoco cualquier otra cosa de fuego.

Otros datos a tener en cuenta:

  • El piso de la tienda suele ser impermeable y el toldo (o doble techo) debe llegar hasta abajo para impedir la entrada de la lluvia, de la nieve, o humedad, ya que ésa es su función. Si comienza a llover se debe montar la tienda rápidamente para que no entre agua.
  • En una pendiente de nieve se talla un lugar plano y se coloca encima una manta bien anclada de modo que si cae un alud este pase por encima, en una pared de roca o de hielo con una oquedad abajo. En grietas se puede acampar dentro de ellas tras una comprobación de la seguridad.
  • Al recoger el campamento se ha de hacer recogiendo desperdicios y basura que hayamos arrojado, y evitar riesgos de incendio (sobretodo en verano) echando colillas y basura a los contenedores.

DESPUÉS DE LA ACAMPADA:

  • Una vez terminada la actividad de montañismo se debe limpiar, secar y reparar los desperfectos ocasionados a la tienda.
  • Es aconsejable anotar en una libreta herramientas o actitudes aconsejables para una próxima acampada.

VIVAC

Es dormir a la intemperie. Se hace con el máximo contacto con la naturaleza, se sienten los elementos: el sonido del bosque, el viento, humedad, frío o calor y lo único que intermedia es un saco de dormir.

Se puede hacer dentro del saco de dormir e incluso con una funda especial para el saco llamada "funda de vivac". Para practicar esta forma de "acampar" suele ser recomendable una esterilla aislante. Si bien es una práctica emocionante cuando se realiza con gente experta, es una actitud peligrosa e irresponsable para novatos. Hay que tener siempre muy presente el clima así como la predicción meteorológica. La funda de vivac aisla de la humedad y el viento. Para comenzar con esta práctica, es recomendable hacerlo en grupo en verano y con buen tiempo y de forma que no haya un plan establecido para el día siguiente, es posible que no hayamos descansado lo suficiente y no podamos continuar en condiciones óptimas. Corriendo una serie de peligros que son parte de este campamento el cual le da un significado diferente al tan llamativo vivac.